¿Cómo hacer una masturbación anal? Masculina y femenina

person Publicado por: Ludosex list En: sexo En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 55

MASTURBACIÓN ANAL

“Masturbación anal”, como tal, puede sonar a una práctica extraña, poco habitual y, desde luego, complicada. ¡Nada más lejos de la realidad!

En primer lugar, entendamos qué es eso de la masturbación. Hay quien dice que es la autoestimulación erótica de los genitales, cuyo fin no es necesariamente el de alcanzar el orgasmo, sino el de obtener placer.

Por otra parte, hay quien dice que es la estimulación erótica de los genitales ¿Ves la diferencia? Falta el prefijo “auto”. Es decir, algunas personas entienden que la masturbación no es una cuestión o una acción que hace una persona sobre sí misma, sino que puede provenir de nuestra propia mano, o de la de otra persona; bien sea utilizando o sin utilizar juguetes eróticos.

Aquí puede haber una pequeña confusión, y es normal que la haya, porque, si se entiende que la masturbación puede ser la estimulación de los genitales por parte de otra persona, no necesariamente a través del uso exclusivo de las manos, ¿eso significa que una penetración “pene-vagina” es masturbación? ¿O que lo es la estimulación “lengua-prepucio”? Pues sí, y no. Todas ellas pueden ser expresiones de sexo; al realizar cualquiera de esas prácticas, se está practicando sexo. No obstante, se hace una diferenciación entre “coito”, “masturbación” y “sexo oral”. A la penetración realizada con y por genitales (pene-vagina, puesto que el ano no es considerado una parte genital del cuerpo), se le puede llamar “coito”; a la estimulación oral (estimulando vulva y/o vagina, pene y/o testículos, con los labios y/o la lengua), se le llama “sexo oral”; y a la estimulación manual (utilizar las manos para estimular los genitales, bien a través de ellas mismas, o bien a través de la manipulación de objetos, como vibradores, dildos o masajeadores), se le llama “masturbación”.

En segundo lugar, cabe señalar que hay quienes entienden que la “masturbación” no es la búsqueda de placer a través de la estimulación exclusiva de la zona genital, sino que se trata de la estimulación, manual o a través de juguetes, propia o procedente de otra persona, de cualquier parte del cuerpo que nos provoque placer, o zona erógena: pezones, labios, cuello, vientre, muslos, muñecas... Y aquí, amigas y amigos, entra en juego la maravillosa masturbación anal.

¿A que ahora ya podrías contestar tú solito/a a eso de qué es la masturbación anal? Por si acaso, te doy una ayuda: es la estimulación del ano, bien sea a través de penetración o de caricias en su zona externa, o de ambas; llevada a cabo manualmente o con la ayuda de un juguete erótico pensado para este fin; realizada por una/o mismo, o por otra persona; y puede ir acompañada de la estimulación simultánea de otras zonas erógenas.

¿CÓMO SE INICIA ESTE TIPO DE MASTURBACIÓN?

Como cualquier otro tipo de masturbación, la masturbación anal comienza con la curiosidad por experimentar sensaciones nuevas y placenteras.

Como ya he señalado antes, puede hacerse con estimulación manual o con la ayuda de un juguete erótico. En cualquiera de los dos casos, para hacer una masturbación anal casera, bien podemos dedicarnos a acariciar la zona externa del ano, con un dedo, con dos, o con algún dildo o vibrador; o bien podemos adentrarnos en la penetración. En este último caso, los dedos tienen un tamaño ideal para la penetración anal, porque son finos y cortos, lo que facilitará la tarea durante las primeras veces, cuando aún estamos conociendo las sensaciones que nos produce. Si, por el contrario, utilizamos un juguete, tenemos que tener en cuenta que el ano tiene reflejo de succión, y carece de un “tope” o un final, que nos asegure que el juguete estará siempre a nuestro alcance.

Por ello, todo juguete que utilicemos para penetrar en la zona anal debe tener una base ancha, lo suficientemente grande como para que impida que el juguete se nos introduzca más de lo que deseamos. Incluso cuando utilicemos algo con la intención de penetrar tan sólo 2 centímetros, podemos evitar preocupaciones y posibles complicaciones si utilizamos directamente un juguete apto para la zona anal.

Otro aspecto fundamental a la hora de iniciarse (o de continuar haciéndolo tras años de experiencia), es tener lubricante siempre a mano. Cuando estamos excitados/as, el ano, al igual que ocurre con la vagina, se relaja. No obstante, a diferencia de ésta, el ano no se relaja entero, sino tan sólo los esfínteres, “anillos” o “aros” externos; y tampoco lubrica de manera natural. Esto se traduce en que, durante una penetración, la falta de lubricación puede hacer que el roce sea molesto e incluso doloroso, pudiendo llegar a imposibilitar tener una penetración profunda, porque los aros más internos que no estén relajados necesitarán, sí o sí, lubricación para poder ser penetrados sin hacernos daño.


eg anal.jpg

Anal Silicone.jpg

Aquí es interesante tener en cuenta que la vibración también ayuda a relajar, por lo que si quieres adentrarte en la penetración con un juguete erótico, ¿por qué no un plug anal vibrador?

Y, por último, si quieres lanzarte directamente a por el ano, ¡adelante! Pero yo te aconsejo que lo hagas poco a poco, estimulando primero otras zonas de tu cuerpo que ya conozcas, y que sabes que te dan placer. ¿Por qué? Pues porque, como ya he mencionado, cuando estamos excitados/as el ano se releja, y nuestro cuerpo se vuelve más sensible a la estimulación. Esto te asegura que la experiencia sea completamente placentera, y le enseña a tu cuerpo a asociar el ano con el placer que también te provocan otras zonas, como pueden ser los genitales, los pezones, o lo que para ti sea placentero.

MASTURBACIÓN ANAL MASCULINA

Como ya se ha mencionado en posts anteriores, en hombres y personas con pene, a través del ano se puede acceder a la próstata, una enorme fuente de placer.

Eso significa que, a través de la masturbación anal masculina, podemos masajear la próstata, haciendo de la experiencia un conjunto de sensaciones inolvidables. Si combinas la estimulación prostática con la estimulación del pene, las sensaciones se multiplicarán y serán, sin duda, diferentes. 

Además de estimular de manera interna, accediendo a la próstata y todo el placer anal, también se puede conseguir una masturbación anal masculina a través de la estimulación de la zona externa del ano, por ejemplo, estimulando la zona perianal. Dado que esta zona contiene gran número de terminaciones nerviosas, un mero masajeo, o una leve vibración en la parte externa del ano, y en la zona perianal, puede provocar sensaciones maravillosas.

La parte perianal es aquella que va de la parte posterior de los testículos al ano. Acariciar esta zona, e incluso presionarla, mientras se está estimulando el pene o los testículos, puede ser una buena manera de preparar el terreno... Si sabes a lo que me refiero ;)

¿Que no eres una persona de muchas acciones a la vez? ¡No preocuparse! Existen juguetes maravillosos que nos facilitan la vida. Digo, la tarea de masturbación (y la vida, también).

Por ejemplo, los maravillosos vibradores prostáticos de Rocks Off, que creo que ya os son familiares... Éstos estimulan la próstata y la zona perianal a la vez, con sus siete patrones de vibración. También ofrecen diferentes formas y tamaños para la parte que penetra, que brindarán sensaciones diferentes y únicas.
 Estimulador Prostatico wild boy

O bien, nuestro Ro-Zen, una maravilla vibradora que combina una anilla para el pene. Utilizando el Ro-Zen podrás estimular el ano, a la vez que la vibración recorre tu zona perianal, y llega también a los testículos y al pene, a través de dos anillas que te ayudarán a conseguir una erección más potente, mayor sensibilidad, y también mayor control sobre la eyaculación. 
  Anilla con plug 

De lo contrario, siempre puedes centrarte en el ano y dejarte llevar con el plug o dildo que más te apetezca... Por ejemplo, nuestro Ridged, cuya combinación de curvas y texturas hará de la penetración un mar de sensaciones. O la Fruta Prohibida, aquella que te hará experimentar placeres inesperados...
  Plug anal azul

O con cualquiera de nuestros maravillosos dildos de cristal, los cuales aportarán una rigidez única, a la vez que ofrecen la posibilidad de estimular con temperaturas...


MASTURBACIÓN ANAL FEMENINA

Puede que a las mujeres, y personas con vagina, nos parezca que en el ano no se nos ha perdido nada... Que, total, ya tenemos la vagina, ¿por qué vamos a utilizar otra zona para recibir estimulación?

Pues, queridas mías, con ese pensamiento nos estaremos perdiendo infinidad de sensaciones únicas.
El ano en sí mismo tiene infinidad de terminaciones nerviosas, que lo hacen una zona hiper sensible y una gran fuente de placer. Pero, por si esto fuera poco, a través del ano, en personas con vagina, se accede a la pared vaginal a través de una fina capa muscular que separa ambos conductos; y además, permite estimular la parte más profunda de la vagina, provocando un gran placer que, estoy segura que coincidirás conmigo, es único. Esta estimulación de la parte más profunda de la vagina, o fórnix, a través de la penetración vaginal puede resultar molesta o incluso dolorosa dado el choque del pene o dildo en el cuello del útero; pero a través del ano no provoca molestias, ya que el cérvix no se ve alterado. Por ello, ¡la masturbación anal puede ser tu gran aliada!

Recuerda que para adentrarte a jugar con tu ano, es recomendable que estés excitada y relajada... Entonces, ¿por qué no estimular tu clítoris durante? Podrás hacerlo utilizando cualquier juguete clitorial, pero yo te recomiendo que pruebes con nuestro magnífico Satisfyer Pro 2, o con el novedoso Satisfyer Pro 3, que también incluye vibración. Ambos juguetes son sumergibles y muy fáciles de manipular, por lo que puedes relajarte en la bañera con cualquiera de ellos, mientras, con un buen lubricante a base de silicona, estimulas poco a poco tu ano... ¿No suena tentador?
  Satisfyer 


Otra gran ventaja que tenemos, es que gracias a la existencia de la vagina, podemos obtener una doble penetración simultánea. Sí, sí, estoy hablando de una penetración anal y vaginal simultánea.

Como ya te he comentado, la separación entre los conductos anal y vaginal es una fina capa muscular, por lo que la sensación de una doble penetración puede ser muy intensa para algunas personas, pero extremadamente satisfactoria para otras. Si eres buena coordinando, puedes utilizar dos dildos a la vez, o bien un plug anal con base de succión, que permanezca en su sitio o que te permita dejarlo sujeto a una superficie plana, mientras tú te mueves y te dejas llevar con la penetración vaginal...

  DILDO REAL LILA 
Pero, si coordinar no es lo tuyo, prueba con nuestros dildos dobles, que penetran vagina y ano a la vez, con y sin vibración. 
 Pene doble penetracion
Vibrador doble penetracionO incluso con aquellos que puedes acoplar a un pene o dildo ya existente, para añadir la segunda extremidad con la que penetrar. 

LUDOSEX


Seas mujer u hombre, en Ludosex encontrarás una gran variedad de juguetes anales, con los que poder adentrarte en este mundo de la masturbación anal, sea masturbación anal amateur o experta.

Descubre tu nuevo gran placer, ayudándote para ello con nuestros juguetes anales, como los kits de entrenamiento con plugs de tamaños crecientes, o los plugs vibradores, ideales para relajar y experimentar grandes placeres.
Y si ya eres una persona veterana en esto del disfrute anal, ¡también tenemos productos para ti! Plugs inflables, dildos de grandes tamaños, lubricantes específicos...

¿A qué esperas? Pásate por nuestras tiendas LudoSex, en el C.C. El Saler, u online. Visita la zona “anales” de nuestra tienda online, y comienza a disfrutar ya mismo.

Avatar JuliettaBy Julieta

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña