Una joya diferente

 (97)    0

  sexo

A Marcos y Lucía les habían invitado a una fiesta este fin de semana, tenían que acudir por compromiso y, la verdad, es que a ninguno de los dos les apetecía mucho. El jefe de Marcos se jubilaba y le estaban organizando la despedida, habría un catering, discursos, seguro que pondrían hasta un dichoso power point... en fin, un aburrimiento.

Al menos iría acompañado de Lucía , lo cual haría que el suplicio fuera más fácil de llevar, eran tan tediosos esos eventos. Y ya que iba a acudir con Lucía ... estaban empezando a ocurrirsele diferentes ideas para hacer la velada más amena. Tendría que ser algo discreto, claro, ya que estarían rodeados de muchos compañeros, jefazos, etc y no era cuestión de montar un espectáculo. Este hecho, ya hacía que descartara llevarse el huevo vibrador con control remoto, era muyyy divertido pero Lucía podría pasar un mal rato, pensó Marcos con una sonrisa en los labios, recordando la última vez que lo habían utilizado.

¿Qué Plug anal de silicona compraría para una mujer?

Mientras se dirigía a casa iba dándole vueltas a qué juguetito sería oportuno utilizar en esta ocasión. Repaso mentalmente el "ajuar sexual" que habían ido adquiriendo desde que Lucía y él habían comenzado a vivir juntos y recordó una pequeña joya que le compró a Lucía en Ludosex hacía unas semanas pero que todavía no le había enseñado a ella.

Hacía no mucho que habían empezado a experimentar el sexo anal y parecía que Lucía le gustaba y disfrutaba cada día más. En aquella ocasión, le preguntó a la dependienta de Ludosex que qué plug anal de silicona compraría para una mujer, ya que él no lo tenía muy claro y ella le enseñó varios. Pero cuando vio el plug anal Geihsa, con esa joya de cristal tan bonita pensó inmediatamente en lo preciosa que estaría Lucía con ella puesta. Además, la dependienta de Ludosex le dijo que esta joya anal, además de el tacto suave de la silicona incorporaba la tecnología de las bolas chinas: el movimiento de una bola interior, lo que hacía que las sensaciones aumentaran y que convertía aquella joya en "Nuestro top en joyas anales", Se decidió a comprarla junto a un lubricante de silicona especifico para juguetes que le recomendaron allí. Pensó que había llegado el momento perfecto para estrenarla.

Y llegó el día de la fiesta. Se habían arreglado mucho, la ocasión así lo requería. Marcos llevaba un elegante traje de color negro, con el que estaba realmente atractivo. Lucía portaba un precioso vestido azul oscuro bastante entallado, lo que hacía realzar sus curvas, estaba espectacular. Media hora antes de salir ya estaban ambos preparados, Marcos se había encargado de contar con ese tiempo extra porque finalmente había decidido no decirle a Lucía nada de la joya anal hasta el último momento.

Mientras Lucía se retocaba el maquillaje frente al espejo del baño, Marcos se le acercó por detrás

-Tengo una sorpresa para ti- le susurro en el oído- un pequeño complemento...

Lucía enarcó una ceja interrogativamente y le miró a través del espejo,

- Ah, ¿si?- Contestó- y ¿qué es? Si puede saberse- Lucía sabía que a Marcos le gustaba jugar y le había extrañado que no propusiera nada para hacer la fiesta de esta noche más entretenida, pero bueno,como era un tema del trabajo creyó que prefería que fuera tranquilo todo. Por lo visto, se había equivocado, y eso le encantaba.

-Es algo que compré hace poco-Dijo Marcos, a la vez que se situaba detrás de ella. Mientras deslizaba las manos por sus caderas y le subía el vestido- Y que además desearía ponerte yo ¿me lo vas a permitir?

La piel de Lucía se erizó al escuchar esas palabras tan cerca de su oreja, al notar el aliento de él en su nuca... A pesar del tiempo que llevaban juntos, Marcos consguia estremecerla con solo unas palabras, igual que el primer día y eso, también le encantaba. Oh Dios, pensó, ¿que se le habrá ocurrido esta vez?

-Sabes que sí, Marcos- Contestó, entornando los ojos.

Marcos sonrió y le indicó que sujetara ella el vestido a la altura de la cintura. A través del reflejo del espejo, Ana vio como Marcos le baja el bonito tanga que se había puesto y lo dejaba caer al suelo. A continuación, notó como se agachaba para ayudarle delicadamente a quitarse completamente el tanga, parecía que esta noche iba a ir más ligera.

Marcos se volvió a incorporar y deslizo sus manos por las nalgas de Lucía a la vez que le besaba apasionadamente en el cuello, notó como se estremecía entera bajo sus manos. Se retiró un poco para sacar la bolsita la pequeña joya anal de silicona que llevaba guardada en el bolsillo y la dejó sobre el lavamanos, lo que hizo despertar todavía más la curiosidad de Lucía .

Posó una mano en la nuca de Lucía para que esta se reclinara ligeramente hacía adelante, y con la otra mano le ayudó a que abriera un poco más las piernas.

-Así, muy bien, cariño- Dijo sonriendo Marcos.

La visión de Ana reclinada sobre el lavamanos, sujetándose el vestido no podía ser más erótica, estaba echando mano de todas su fuerza de voluntad para contenerse porque si no no iban a a llegar al a fiesta ni de casualidad. Marcos aplicó unas gotas de lubricante en el plug para que pudiera ponerlo con facilidad y se acercó un poco más a Lucía . Deslizó la mano libre por el culo de Lucía y aprovecho para ponerle a ella un poco de lubricante también. Jugueteo con la joya sin llegar a introducirla, la dejaba resbalar entre las nalgas de Ana, a cada movimiento ella dejaba escapar pequeños jadeos. Ahora sí podía hacerse una idea del complemento que quería ponerle Marcos para esa noche, no se lo podía creer... y le encantaba, así lo demostraba el brillo de sus muslos...

Las Joyas Anales

-Ahora relájate y disfruta- Susurró con voz ronca Marcos- Voy a ponértela. Presionó ligeramente la joya contra Lucía y ésta se deslizó suavemente en su interior, a la vez que de su garganta emergía un suspiro de placer. Marcos dio unos pasos hacía atrás para tener una visión completa de ella.

-Amor, estas preciosa. ¿Te parece que salgamos ya?- Dijo Marcos

-Claro, no podemos llegar tarde. Al final parece que la velada va a ser más entretenida de lo que esperaba- Contestó Lucía , guiñándole un ojo a su chico.


Y tu, ¿te atreves a probar? ;)

Ludosex

Si tu respuesta es sí, no dudes en acudir a nuestras tiendas, Ludosex.com, donde podrás elegir entre una gran variedad de joyas anales, tanto joyas anales de silicona como otros materiales, como el aluminio e incluso plugs anales con colita :) Estaremos encantadas de asesorarte en todo lo que necesites. También podrás adquirir todos nuestros productos en nuestra web.

HEELary By HEELary

 (97)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha
ACEPTAR

AVISO IMPORTANTE: Informamos de que seguimos prestando servicio y podrás recibir tus pedidos a domicilio.

Cookies: Este sitio web hace uso de las cookies para mejorar la experiencia de usuario